La identidad latinoamericana en la música de hoy: El sonido viene desde la tierra



Con una interesante conversación entre Joe Vasconcellos, Ernesto Holman, Eli Morris y la moderación de Manuel Vilches, sobre la Identidad Latinoamericana en la música contemporánea, partió la jornada del viernes en Casa de la ciudadanía Montecarmelo en el marco de la segunda versión de Imesur.


Inicialmente, los panelistas comenzaron haciendo hincapié en la falta de identidad chilena en la música actual. Sin embargo, recalcaron que desde el inicio de nuestra historia musical, en Chile se ha empapado de todo los estilos extranjeros, mucho más cercanos a lo anglo y se ha dejado de lado la influencia latinoamericana.


Otro de los puntos importantes fue lo que dijo Eli Morris, señalando que “la mentalidad del chileno que no te permite ser reconocido como músico de raíz si ocupas instrumentos musicales pertenecientes a otras latitudes de latinoamérica, pues no existe reconocimiento de la tierra”. Esto se debe a que algunos se cierran a la posibilidad de experimentar con otros instrumentos musicales a la hora de tocar música de raíz. "Por ejemplo, algunos creen que no puedes tocar una cueca si estudias guitarra clásica. Esa mentalidad está errada", sentenció.

Joe Vasconcellos, por su parte, fue enfático en pedir al público que “no nos perdamos buscando identidad, porque la tenemos más cerca de lo que creemos”. Eso sí, destacó tristemente, que la sociedad se vio afectada por los años de encierro y dictadura, donde se perdió el camino identitario que Chile se había forjado. A lo que agregó que “nos hicieron pedazos nuestra identidad”.


Para Ernesto Holman, la identidad es algo propio de nuestra tierra. "El 6/8 está presente en toda latinoamérica. Está en la tierra, la cual tiene un ritmo único, propio y es cosa de nosotros no querer escuchar lo que ella nos manda”. Respecto a esto se dirigió al público expresando su molestia cuando se habla de forma despectiva respecto al pueblo mapuche indicando que “crecemos pensando que los mapuches son pencas porque no construyeron pirámides o algo más vistoso, pero no sabemos que su templo es la naturaleza. Esa es la gracia de nuestros mapuches, el amor por lo que viene de la tierra, lo que ésta te da, por eso mismo, la cultura mapuche no necesita hacer música, porque la naturaleza es música", concluyó.

0 vistas