Concierto IMESUR 2017: cuando la música nos une más que nunca

Este 14 de septiembre los invitados internacionales y los representantes de proyectos que fueron seleccionados este año llegaron hasta San Diego 1455 para una noche que estuvo repleta de conversaciones y buenas canciones.  Cinco agrupaciones fueron las encargadas de ser parte de este evento, el que comenzó con Maxi Vargas, quien presentó sus canciones con sólidos ritmos que van desde el reggae al dancehall.  De Kiruza siguió con la música arriba: una banda clásica del repertorio nacional, con su fusión latinoamericana que sigue siendo parte de los sonidos más innovadores de nuestro país.  Apokálipo fue la siguiente agrupación en subir al escenario.


El proyecto del músico Andrés Celis, que se adentra en la experimentación, marcó un interesante quiebre de estilos en una noche donde la apertura a la música chilena era total.  Akinetón Retard continuó por el lado de la música de experimentación desde el jazz, con una sólida propuesta en vivo que está además avalada por sus siete trabajos en estudio.


Finalmente JuanaFe, otro grupo que ya es parte de las bandas más consagradas del país, cerró la noche, que tuvo como principal objetivo que los programadores pudieran presenciar los shows en vivo de bandas participantes del encuentro y con quienes celebraron reuniones en las rondas de negocio de Imesur 2017.  Nuevas posibilidades para los sonidos de nuestro país, que esperamos se traduzcan en invitaciones para que participen en los festivales brasileños presentes.

7 vistas