Asociaciones Artísticas: Políticas y modelos de gestión

Hoy domingo 21 de agosto la movilización de gestores culturales y músicos sigue en la Casa de la Ciudadanía de Montecarmelo, Providencia, creando escena musical y aprendiendo de la experiencia de varios de sus protagonistas.




El primer panel de hoy fue “Asociaciones artísticas: Políticas y modelos de gestión”, el que contó con la participación de Mario Varela de Cooparte (Uruguay), Carolina Galea de Proyecto Trama (Chile), Marcelo Godoy de IMI (Chile), Jaime Concha de La Makinita (Chile), Felipe Valdés de Impar Impulsos Artísticos (Chile), además de Álvaro García, de Consultora Estratégica, como moderador.


Jaime Concha comenzó su participación comentando sobre las razones que los motivaron a crear un espacio como La Makinita, pero enfatizando que aún es un modelo en desarrollo y que les falta para hacer que funcione como imaginaron en un comienzo, pero el estar haber instalado el espacio y comenzado a trabajar, lograron posicionarse y hoy hablan de igual a igual con otros en Latinoamérica y utilizando sus propios codigos.


Marcelo Godoy compartió la historia del origen de IMI Chile y las ventajas de funcionar como gremio.  “Hay una deuda desde las instituciones de educación, no hay especializaciones en management en las carreras de música. En algunos liceos también se podrían implementar programas así”, reflexionó.


Mario Varela destacó las asociaciones en Uruguay y en particular Cooparte, una instancia que tiene más de 3.500 asociados en el país, pues según indicó, “hay un momento, en que el artista crece y entra al mercado y tiene que atender aspectos legales”. Por eso se hacen imprescindibles modelos de gestión para apoyar las necesidades que los artistas tienen o van teniendo en el tiempo, desde la gestión y administración, hasta la asesoría estética.


Felipe Valdés, de Impar, Impulsos Artísticos comentó que “la necesidad de hacer cosas los lleva a formar la agrupación. Somos artistas independientes que buscamos desarrollar el arte apuntando hacia lo social”.  Felipe  ahondó en  la teoría de la mesa de 4 patas: el músico, el que graba, el que gestiona y difunde, y el que la recibe. “Falta un eslabón, que es el gestor, porque no hay cómo financiarlo”.


Finalmente, Varela destacó otras ideas claves, como que uno de los principios fundamentales es hacer valer el respeto al trabajo, pues en la música todos somos trabajadores.

En conclusión, falta que la industria madure, estamos en eso, pero aún falta y para eso, el complemento de talentos es una herramienta clave.

1 vista